MIS 4 CLAVES PARA UN SAN VALENTÍN PERFECTO

Confieso que soy una romántica empedernida y me encanta celebrar el día de los enamorados. Me gusta que me sorprendan con algún detalle, quizá un desayuno en la cama, o una cena con velitas. Pero, sobretodo, lo que más valoro de San Valentín es la sinceridad con la que uno recibe y da estas muestras de cariño y amor.

Seas un romántico empedernido como yo, o un escéptico anti-cursiladas, si estás enamorado, el próximo 14 de febrero es un día para celebrar. Y en este post quiero compartir contigo las 4 claves de cómo es para mí un San Valentín perfecto.

 

EL REGALO

 

 

San Valentín tiene la fama de ser una excusa que se han inventado las empresas para vender. Pero chicos, no sé qué nos sorprende a estas alturas. Hace tiempo que nuestra sociedad es así. Ya sea Navidad, San Valentín, el día de la madre, o el día del padre, sabemos que nos gusta hacer regalos y las marcas bien lo saben, por lo que sacan provecho de estas fechas señaladas.

Pero sinceramente ¿qué hay de malo en ello? Desde tiempos remotos, obsequiar a las personas con un presente es un acto para demostrar agradecimiento, amor, felicidad… ¿Acaso no te hace ilusión recibir un detalle por tu cumpleaños, o cuando alguien te quiere demostrar su gratitud por algo? ¿Qué tiene de malo que en la fecha en la que se celebra el amor, nos hagamos regalos entre las personas que queremos?

Para mí la cuestión no es en si es de “borregos” o no hacer un regalo para San Valentín, si no, el significado que le des tú a ese regalo. Por suerte, hoy en día tenemos muchas alternativas para escoger, y no hace falta gastarse un pastizal en ese regalo; puedes encontrar detalles de todo tipo, con diferentes precios e incluso gratis.

Para mí, lo esencial es la intención que uno pone al obsequiar al otro con un detalle, aunque no se trate de algo material, como por ejemplo, preparar una cena romántica o hacer un masaje. La clave es que demuestres al otro que, en el día en que se celebra el amor, has pensado en él/ella.

 

LOS SENTIMIENTOS NO SE COMPRAN

 

 

Ya sea a tu pareja, a tus padres, a tus amigas o a ti mismo, ¿por qué no aprovechar el día del amor para ofrecerles a ellos (o a ti) una demostración de amor?

Como te comentaba, obsequiar con un regalo puede ser significativo para demostrarle a esa persona que has pensado en ella, y que es importante para ti; pero está claro que el amor no se vende ni se compra. Por eso, independientemente de que le hagas un detalle a esa persona, no escatimes en expresar tus sentimientos por ella.

Olvídate, no vas a demostrar más amor porque le compres una joya de 500€. Tiene muchísimo más valor acompañar ese detalle con un pequeño escrito donde expreses tus sentimientos. Si no se te da bien escribir, no te cortes y dile cuánto la quieres mirándola a los ojos… ¡eso sí que no tiene precio y dejarás a tu amor realmente sorprendido!

 

COMPARTIR EL AMOR EN LAS REDES SOCIALES

 

 

Siempre que seas sincero contigo mismo, con tus sentimientos y con tus valores, ¿qué tiene de malo compartir tu amor en las redes sociales? Hoy en día compartimos todo en las redes sociales, desde lo que comemos, a las actividades que hacemos, los lugares a los que viajamos… ¿Por qué no compartir también el amor que le tienes a tu pareja? Mientras para ti tenga sentido, ¿qué más da lo que opinen los demás?

Eso sí, no lo hagas por mero postureo, porque entonces está claro que algo está fallando… Todos conocemos a este tipo de parejas que se proclaman amor eterno y luego detrás de las redes sociales ni se miran a los ojos y es todo falsedad. El otro día leí un artículo que decía que las parejas que más enamoradas se muestran en las redes sociales, más falso resulta ser su amor, y ponían de ejemplo a David Bustamante y a Paula Echevarría, quienes transmitían una imagen totalmente contraria a su realidad, por eso su ruptura nos dejó a todos tan sorprendidos.

 

RECORDAR A SAN VALENTÍN

 

 

Me encanta que haya una fecha marcada en el calendario para celebrar el amor, aunque está claro que el amor hay que trabajarlo día tras día, y no solamente el 14 de febrero.

El amor es precioso cuando lo sientes al principio, en el momento del enamoramiento. Pero todos sabemos que esa emoción dura solamente unos meses, y luego evoluciona. Para seguir manteniendo la llama y seguir cuidando tu relación, no basta solamente con celebrar el amor un día al año; hay que regar la relación cada día, los 365 días al año.

En mis sesiones de coaching personal lo hablamos constantemente con mis clientes: las relaciones de pareja no son nada fáciles, siempre nos encontramos con altibajos. Por eso, debemos cuidar la relación y cambiar el concepto que tenemos de amor como un sentimiento, para entenderlo como un acto: el acto de amar.

El acto de amar significa que debemos amar con intención, con esfuerzo y entrega.  No debemos permitir que la rutina haga mella en nuestra relación de pareja. Por eso me parece precioso aprovechar el día de los enamorados para celebrar que amas a tu pareja, pero esa intención debe permanecer viva también el resto del año.

 

Si te ha gustado este post, por favor, suscríbete a mi newsletter para estar al tanto de mis próximas publicaciones. ¡Te deseo un muy Feliz San Valentín! ❤

 

¡SUSCRÍBETE!

Anna Llebaria

No Comments

Leave a reply

cinco × cinco =