PRACTICA MINDFULNESS CON TUS HIJOS

En Semana Santa con los niños de vacaciones del cole, son muchas horas libres que tienen y puede darte la sensación de que reina cierto descontrol en casa.

Puedes aprovechar estos días para experimentar con ellos la práctica del Mindfulness.

 

Dicen que a partir de los tres años es una buena edad para introducir esta práctica en la vida de nuestros pequeños. El Mindfulness o la Atención Plena puede ayudarles a estar más concentrados, a gestionar sus emociones y poder expresarlas.

Los niños son curiosos por naturaleza y están siempre al tanto de todo. Son mentes inquietas y abiertas a explorar el mundo. Tú puedes participar junto a tus hijos de esta etapa tan maravillosa, explorando con ellos y fomentando esa curiosidad por el mundo que les rodea.

Te propongo que les plantees la práctica de la Atención Plena como un juego. Ellos estarán encantados de jugar contigo.

Hoy quiero plantearte dos prácticas que puedes empezar a hacer con tus hijos estos días y que los conviertas en un hábito semanal.

Una de las prácticas de Mindfulness que me encanta la podéis hacer aprovechando el buen tiempo para dar un paseo por el parque y activar así todos sus sentidos.  La vista, jugando a observar con plena atención las nubes; el olfato, detectando el olor de los árboles y las flores; o el oído, tratando de descubrir el cantar de los pájaros.

De esta forma el niño empezará a tomar conciencia de lo que ocurre a su alrededor, estando mucho más presente y con todos sus activos puestos en el ahora.

Otro ejercicio que me encanta está relacionado con la escucha de sus propias emociones y que facilita su capacidad para expresarlas.

 

Consiste en observar su clima interior. Puedes sugerirle que cierre sus ojos y observe qué tiempo hace en su interior. Si describe lluvia o nubarrones probablemente esté triste. Si hay tormenta puede sugerir que está enfadado. Si brilla el sol, está bien.

A la vez que estás ayudando a tu hijo a mejorar su concentración, favoreces la toma de conciencia de sí mismo, de su cuerpo, de sus emociones y de su entorno. Además, disfrutarás jugando con él y mejorará vuestra comunicación entre padres e hijos.

¡Espero que disfrutéis mucho de vuestra Semana Santa, nos vemos a la vuelta!

Anna Llebaria

No Comments

Leave a reply

2 × tres =