¿Qué quieres por Navidad?

Hace pocos días, mi marido y yo paseábamos por una de las calles más comerciales de Barcelona, delicadamente decorada con luces y motivos navideños, y mientras observábamos los escaparates de las tiendas, él entonó la pregunta

 

 

Pasada la locura del Black Friday, momento en el que ya arrancamos nuestro afán consumista, llega el turno de las compras por Navidad, alentados más si cabe por el espíritu navideño que ya se huele desde el primero de Diciembre en todas las calles de nuestras ciudades y pueblos.

Durante estos días previos a la Navidad, los que sois papás seguramente estaréis preguntando a vuestros peques qué van a pedirle a Papá Noel, y algunos incluso me temo que ya tienen escrita la carta a los Reyes Magos.

Con la misma ilusión que detecté en la pregunta de mi marido, es con la que la mayoría de nosotros nos estamos planteando qué regalo vamos a hacer por Navidad a esa persona especial.

 

Pero, ¿TE HAS PARADO A PENSAR EN QUÉ QUIERES TÚ POR NAVIDAD?

 

 

Cuando mi marido me planteó la pregunta: Cielo, ¿tú qué quieres por Navidad?”  me quedé en silencio por unos instantes…

“Le puedo pedir un nuevo conjunto de ropa interior, similar al que me regaló el año pasado de TCN que me encantó. O quizá una colonia, que la mía se está terminando… O mejor no le digo nada, que destape su vena creativa y me sorprenda con algún detalle, me gusta mucho cuando me sorprende con cosas nuevas…”.

 

Al cabo de unos instantes de reflexión, le miré a los ojos y justo antes de responder, caí en la cuenta de que en realidad no necesitaba nada de todo eso. Ni la ropa, ni la colonia, ni nada que fuera material.

Me di cuenta de que no quería que me regalase nada, que lo único que quiero por Navidad es poder disfrutar de él, de mi familia y de toda la gente a la que quiero.

 

 

Tomé conciencia de que tengo la gran fortuna de gozar de salud y de poder compartir con las personas que más quiero todos los momentos especiales que nos ofrece la Navidad. Supe que lo que quiero es poder celebrar la Noche Buena, el Tió, Papá Noel, Reyes Magos y ¡todo! Quiero celebrarlo todo porque cada momento es la mejor excusa para compartir tiempo con mis seres queridos.

 

Para mí, el reto es preguntarnos a nosotros mismos qué queremos por Navidad, y lejos de pensar en cosas materiales, pensar DE QUÉ FORMA QUEREMOS VIVIR NUESTRA VIDA, QUÉ TIPO DE RELACIONES PERSONALES QUEREMOS CONSTRUIR, Y QUÉ ACTITUDES QUEREMOS CULTIVAR.

Como sucede en la mayoría de cosas en la vida, la felicidad no reside en tener muchas cosas materiales, si no en esforzarnos por trabajar en nuestra salud física y mental.

 

¿QUÉ ESTOY HACIENDO PARA CUIDAR MI SALUD? ¿ME DEDICO EL TIEMPO SUFICIENTE? ¿Y A MIS SERES QUERIDOS? ¿QUÉ CAMBIOS PUEDO EMPEZAR A APLICAR PARA CAMBIAR LO QUE NO ME SATISFACE EN MI VIDA?

 

 

Pienso que estas son las preguntas que debemos hacernos realmente y que se esconden detrás de la pregunta ¿qué quieres por Navidad?

Mi propuesta para estas Navidades es que anotes tus respuestas a estas preguntas, como si escribieras la carta a los Reyes, y reflexiones bien tus respuestas para darte cuenta de qué es lo verdaderamente esencial en tu vida.

Anna Llebaria

No Comments

Leave a reply

veinte + cinco =